En esta entrada voy a tratar algo que tiene que ver con como se presenta la información en los proyectos. Concretamente la información sobre la carpintería exterior.

Todos estamos acostumbrados a ver planos de carpintería metálica en los que se detallan, con más o menos grado de precisión, la carpintería exterior.

Normalmente se incluye un esquema acotado de cada ventana o puerta a colocar, incluyendo, en algunos casos, la distancia al suelo para una correcta colocación.

Además, se suele incluir una pequeña descripción del material y de los vidrios, esta información está ampliada en las mediciones, aunque muchas veces no coincide la  información del plano con la de las mediciones.

Ejemplo de plano de memoria de carpintería

Con la entrada en vigor del CTE-DB-HE y el CTE-DB-HR, esta información es completamente insuficiente, pues, aun habiendo mucha información en las mediciones y en los planos, resulta que no se suele hacer referencia a las propiedades térmicas y acústicas de la ventana, por lo que para conocer esta información debemos ir a la memoria.

En principio, esto no debería ser un problema, ya que como todos sabemos, la memoria forma parte del proyecto, el problema es que, en la práctica, la memoria del proyecto no es un documento muy utilizado durante la ejecución de la obra por parte de las constructoras, subcontratas…., con lo que, lo normal, es que no se tengan en cuenta las propiedades térmicas ni acústicas de la ventana durante su fabricación.

En este caso, me centro en el aislamiento térmico (al final de la entrada explico por qué), pero todo lo dicho en esta entrada es aplicable al aislamiento acústico

Los técnicos encargados del control de obra, tenemos que poder comprobar si cumple con el aislamiento térmico requerido en el proyecto, bueno, concretamente en el certificado energético del edificio.

En muchas ocasiones la información contenida en el certificado energético y en la justificación del HE no coincide con la información del resto del proyecto, por lo que lo primero que debemos hacer es comprobar si la información contenida en los distintos documentos del proyecto coincide entre sí.

Una vez verificado puede pasar que no coincida, por lo que en principio, si el proyectista no dice otra cosa, habría que tomar como dato válido el contemplado en el certificado energético.

Bueno, con esto ya sabemos de que material deben ser las ventanas, que vidrios debe llevar y que medidas tienen, por lo que pediremos a suministrador-fabricante que nos de la declaración de prestaciones y la ficha técnica de la carpintería.

Normalmente cuesta que te den esta información, y lo que suelen facilitar es la información comercial, que claro está no tiene validez técnica.

Si conseguimos una ficha técnica, puede ocurrir que los valores de transmitancia sean del marco y del vidrio por separado o de la ventana en su conjunto, ojo, si es de la ventana en su conjunto, dependerá de las medidas de la ventana, por lo que puede que sea un dato no válido

Aunque de momento no voy a dar nombres, tengo que decir que, para mi sorpresa, la semana pasada he estado en una presentación de carpintería exterior, concretamente de pvc, en la que me han informado sobre sus productos y lo que más me ha llamado la atención ha sido que me han dicho que con todos sus presupuestos se adjunta la transmitancia de la cada ventana por separado. Evidentemente, esto sería lo ideal, llegar a una obra y tener la transmitancia de cada ventana.

Resumiendo, lo lógico sería incluir, en el plano de carpintería, los datos de transmitancia del marco y del vidrio que se han tenido en cuenta para la justificación del HE y de la emisión del certificado energético, de esa forma sería muy sencillo encontrar la información, y además estaría en un documento que todo el mundo maneja y no en una parte de la memoria que no se mira en la obra.

Plano de carpintería con información propiedades térmicas

Yo, en el plano de carpintería de mis proyectos incluyo algo parecido a esto, evidentemente es completamente adaptable, pero permite de un vistazo conocer todos los parámetros necesarios de la carpintería, sin necesidad de tener que buscar datos en otros documentos del proyecto.

En éste caso, no se ha incluido la información sobre el aislamiento acústico al no ser relevante, ya que se trataba de una obra de reforma, donde no era de aplicación el DB-HR, en cualquier caso, al tratarse de sustituir una carpintería de hierro con vidrio simple por la indicada en el plano, siempre mejoramos aislamiento acústico, que era el único requisito que se debía cumplir.