La vivienda se encontraba en estado ruinoso y se rehabilitó para conseguir la funcionalidad, habitabilidad y seguridad necesarias.

Consta de una estancia destinada a salón-comedor-cocina, dos dormitorios y un baño. Además en el exterior se construyó una nave para el almacenamiento de aperos de labranza.

La obra consistió en la sustitución de la cubierta, construcción de un cuarto de baño, sustitución de la carpintería exterior e interior, la reparación de muros de mampostería y el picado y enfoscado de todos los muros.

Además se equipó a la vivienda con las instalaciones de fontanería, electricidad y saneamiento

Ficha del proyecto en pdf: aquí